Casa Pinar de Antequera

‘Sin ropaje / dejémosla a la luz / siempre fue así / llena de tiempo / casa purísima.’ Torres Marinas, promotores

Nos pidieron una vivienda tradicional vinculada al jardín y al huerto cuya imagen orientativa apenas cabía en la palma de una mano, y acabamos sembrando un proyecto singular que con el tiempo maduró en un íntimo poema fiel reflejo de su hogar.

Arquitectura cultivada

La vivienda se materializa con dos volúmenes masivos de uso flexible que liberan un íntimo espacio intersticial para, una vez acristalado y cubierto a dos aguas con una estructura prefabricada, dar cabida a una estancia polivalente de generosa luminosidad que hará de puente visual entre el interior y las distintas zonas verdes.

Los materiales se trabajan al natural transmitiendo solidez y una grata experiencia táctil: suelos continuos de microcemento que unifican la intervención, maderas laminadas que aportan calidez y ligereza en contraste con el hormigón visto o los ladrillos con cuerpo de tosco y alma de caravista que desvelan con sutileza sus texturas mientras dotan al conjunto de una gran inercia térmica.

Las instalaciones se diseñan con lógica creando una envolvente aislante continua alojada en cámaras ventiladas, que junto con el recuperador de calor, los sistemas radiantes a baja temperatura, los triples acristalamientos y los sombreamientos naturales estacionales nos permiten obtener la máxima calificación energética.

Casa Pinar de Antequera
Valladolid / 2016-2018

Actuación
Obra nueva / 175 m2

Servicios
Arquitectura / Interiorismo / Equipamiento / Mobiliario